Opinión | Caer de hinojos, por Rodolfo Izaguirre

Hubo un tiempo en mi triste y lejana infancia en el que caía de hinojos sollozando ante la pureza de las almas ajenas. Vivía en la genuflexión, en el genu latino que significa rodilla. Yo siempre tuve en ellas raspones, porque no solo se lastimaran por caer de hinojos ante pureza alguna sino por los juegos y travesuras de niño. Me arrodillaba en la iglesia porque era obligatorio hacerlo aunque siempre sospeché que había algo poco católico oculto tras la pureza eclesiástica: porque uno de los párrocos confesaba a las mujeres a ambos lados del confesionario y ellas se levantaban de allí llorando, pero arrodillados entre sus piernas hurgaba en el comportamiento de los chicos y preguntaba con paternal inocencia por nuestros pecados mientras nos acariciaba la cabeza como si nos peinara con los dedos de la mano. Caer de hinojos era caer de rodillas en los días de mayo, el mes de la Vírgen e íbamos todos con flores «a porfía» y rezos a María que «madre nuestra es». Y no dejaba de resultar absurdo que en plena plaza de Capuchinos, en la caraqueña parroquia de San Juan, nos comportáramos «a porfía» como si viviéramos no con la madre María sino en la españolísima Madre Patria.

Pero esto ocurría en tiempos de una infancia adolorida marcada por la tristeza de pertenecer a una familia venida a menos y por la presencia de una paternidad  irresponsable. MI padre llegó  a ser coronel sin haber permanecido aunque fuese un instante en algún cuartel, convertido en militar por alguna astuta e interesada conveniencia del dictador andino de Maracay. Leo y releo constantemente el texto de mi vida tratando inútilmente de enderezar no solo sus peores momentos familiares sino mis pasos fuera de casa: la escuela, los afectos y desafectos, las torpezas y desilusiones, las circunstancias políticas que de manera directa o no, anudaron algunos compromisos fácilmente traicionados a medida que surgían frente a mí nuevas y atractivas trampas ideológicas.

Lee más en El Nacional

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s