Opinión | Salud en revolución: Rosmay muerta y Maryelis en coma

Salud en revolución: Rosmay muerta y Maryelis en coma

Carolina Jaimes Branger

Una adolescente de apenas 14 años y tres niños de 11, 6 y 1 año quedaron huérfanos. Y encima, ahora están separados. Pero su madre no murió de muerte natural.

Rosmary del Carmen Bellorín Cedeño, de tan solo 31 años de edad, de oficios del hogar y jefa de calle del consejo comunal de la urbanización Colina Suave, ubicado en el kilómetro 9 de la carretera de El Junquito, supo de una jornada de esterilización que se llevaría a cabo el 7 de mayo en el CDI de Los Flores de Catia. Era una oportunidad perfecta para asegurarse de no tener más hijos. Todos los venezolanos estamos clarísimos en lo que cuesta educar y mantener a un hijo, porque la mayoría no tiene con qué hacerlo: por eso hay tantos niños en las calles, famélicos, bajos de peso y talla, que no rinden lo poco que puedan exigirles en las escuelas públicas.

Le avisó a su amiga Maryelis Vega, quien también quería esterilizarse, y a otras amigas y compañeras del consejo comunal. Rosmary y Maryelis entraron juntas al mencionado CDI el 7 de mayo en la mañana. Qué sucedió allí dentro, no se sabe. Solo se conoce el resultado: la primera murió y la segunda pasó seis días en coma. Una sobrina de Rosmary declaró a los medios que la familia, cuando al día siguiente supo la noticia de su fallecimiento, no lo podía creer, porque Rosmary era muy sana. Lo único que les dijeron es que durante la operación al parecer sufrió una convulsión que le causó la muerte.

Lee más en El Estímulo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s