Opinión | El túnel al fondo de la luz, por Carolina Jaimes Branger

el

Por Carolina Jaimes Branger

El nuevo TSJ es el viejo TSJ. No hay cambios, solo enroques. Un claro mensaje del régimen de que ellos no han cambiado nada y que siguen con el acelerador a fondo a estrellarnos contra un muro de granito. No les importa nada, ni nadie. Si ellos no logran salvarse, pues que no se salve ninguno. De su discurso de inclusión, altruismo, amor por el pueblo no quedan sino los videos…

Hay un libro del filósofo español José Antonio Marina que debería ser de obligada lectura y discusión para todos los alumnos de bachillerato del mundo, básicamente porque mientras más temprano se combata la estupidez, mejor. Se llama “La inteligencia fracasada: Teoría y práctica de la estupidez”. Yo lo leí hace años, cuando Alberto Soria lo citó en uno de sus lúcidos artículos de opinión. La promoción del libro afirma que, así como hay una teoría científica sobre la inteligencia, debería haberla sobre la estupidez. Y es que ciertamente hay casos en los que resulta más pertinente estudiar, en vez de la inteligencia, la estupidez. Como el caso venezolano.

Marina sostiene que sus causas son el prejuicio, el fanatismo, el dogmatismo y la superstición. Aquí hemos sufrido las cuatro. Desde la creación de escrúpulos que nos eran ajenos, pasando por histerias de masas, aseveraciones tomadas por verdades incontrovertibles, hasta llegar a desenterrar muertos para efectuar ritos de babalaos y paleros. Creo que a Marina le faltó la soberbia. Aquí pecamos de soberbios por creer que éramos inmunes a los males que aquejaban a otros países. Y eso también es estupidez.

Lee más en Runrunes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s