Opinión | Venezuela, por  Juan Manuel de Prada

*Artículo publicado en ABC en noviembre de 2003

Creo que fue Madariaga quien aseveró que un español que no conoce Hispanoamérica sólo es español a medias. En estos días en que recorro, un poco a matacaballo, este inabarcable continente, presentando mi novela La vida invisible, he tenido oportunidades sobradas de corroborar -de sentir- la verdad de esta afirmación. Y en ningún lugar de forma tan vívida como en Venezuela. En los venezolanos he descubierto una efusión cordial, una hospitalidad ferviente y sincera que me ha deslumbrado. Los europeos hemos desarrollado un trato social demasiado regido por el protocolo y el artificio, demasiado amedrentado y tiquismiquis. Uno llega a Venezuela y, de repente, todas esas reservas que, presuntuosamente, consideramos un avance de la urbanidad se desmoronan: existe tal desprendimiento, tal entrega sin ambages, tal fluencia de afectos en estas gentes por las que circula nuestra misma sangre que uno siente como si se hubiera desembarazado de una hojarasca de impedimentos que avejentan su espíritu, para entregarse a sentimientos que creía hibernados a perpetuidad.

Lee más en ABC

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s