Opinión | ¿Han oído hablar del “Oro de Moscú”?, por Carolina Jaimes Branger

¿Han oído hablar del “Oro de Moscú”?

Francisco Largo Caballero fue el primer presidente del Gobierno de España de clase trabajadora, entre 1936 y 1937. “Cuando algún ministro preguntaba por los asuntos de guerra y pedía noticias, Caballero contestaba: ‘Se enterará usted por los periódicos’”, escribió Manuel Azaña en el relato de su cese. Republicanos, comunistas e incluso socialistas creían que Largo Caballero no podría mantener a la República. Suena familiar, ¿no?…

Según El Mundo, 30/9/2020, Largo se convirtió en la némesis de su compañero Julián Besteiro, de quien dicen, era lo contrario: “el hombre de acción y autodidacta, mesiánico, calculador, oportunista y probablemente brutal. Durante décadas, la melodía de sus dos apellidos ha sido una especie de anagrama de todo lo que a la Segunda República se le puede reprochar desde un punto de vista demócrata”. Suena familiar también.

Pues bien, Largo Caballero, quien soñaba con instaurar la “Unión de Repúblicas Socialistas Ibéricas”, un alter ego de la URSS, decidió poner el 72% del oro de España en las bóvedas soviéticas, una parte para resguardarlo, porque el llamado “ejército de África”, comandado por Franco, venía avanzando hacia Madrid, encontrándose en el momento de tomarse la decisión en Talavera de la Reina, a 116 kilómetros de Madrid, y la otra parte para pagar el apoyo soviético que consistió en el envío de soldados, asesores, técnicos, aviones, tanques y materias primas.

Lee más en El Estímulo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s