Efecto Cocuyo | «Venezuela a veces te obliga a crecer de golpe»: cuando los más jóvenes son quienes mantienen a su familia

Ver más deAlbany Andara Meza | @AlbanyAndara

Las dos veces que María Fernanda pensó en suicidarse la idea de que nadie más mantendría a su familia la hizo desistir. La primera ocasión fue a los 20 años, cuando por llegar tarde fue despedida de la tienda departamental en la que trabajaba; tras reprobar una serie de 10 exámenes seguidos en la universidad y simultáneamente haber escuchado a su mamá llorar por haber sido diagnosticada con cáncer.

Era 20 de mayo de 2019 y tenía una soga lista para ello en su cuarto, dentro de la pequeña casa donde habita en Buena Vista, Petare, al este de Caracas. Sin embargo, se arrepintió al reflexionar que sus padres y el abuelo no contaban con dinero para enterrarla: sabía que tendrían que pedir prestado por eso.

Después de todo aquello, renunció al tercer año de la carrera de Idiomas Modernos y se dedicó a buscar un empleo a tiempo completo.

«Desde finales de 2018 yo soy la encargada de mi casa. Sin mi sueldo, no comemos; si me enfermo y no puedo trabajar, no comemos…Mi papá tiene 67 años y está jubilado; era abogado antes. Mi mamá tiene cáncer de seno; no es con metástasis, pero está asustada y vive repitiendo que se va a morir. La única que trabaja soy yo», narró la joven a Efecto Cocuyo.

Lee más en Efecto Cocuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s