La Gran Aldea | Renny Ottolina cumple 43 años en la muerte

Por Milagros Socorro

El 16 de marzo de 1978 el país se paralizó. Había muerto Renny Ottolina, una de las figuras más conocidas y con mayor presencia en los medios de comunicación, exposición aumentada por el hecho de que el ubicuo presentador había devenido candidato a la Presidencia de la República para las elecciones que se celebrarían en diciembre de ese año.

El deceso del locutor de la voz lujosa se produjo al estrellarse la avioneta Cessna 310 donde viajaba hacia Porlamar para asistir a una reunión de empresarios, en lides proselitistas. Con el abanderado del MIN (Movimiento de Integridad Nacional), partido político fundado por él un año antes, murieron su jefe de campaña y otros colaboradores. El hecho adquirió más dramatismo en los días siguientes, puesto que las labores de rescate se prolongaron por una semana en la que el país se debatió entre una débil esperanza y el temor de que la nave hubiera ido a dar al fondo del mar. Una vez localizados los restos, en las inmediaciones del Pico Naiguatá, el episodio cobró visos de horror al difundirse ciertas fotografías donde podía verse los destrozos que el siniestro había producido en los cuerpos de los infortunados pasajeros.

La noticia produjo estupor y pesar, no porque Ottolina contara con un apoyo que le permitiera atisbar siquiera un triunfo en las elecciones (también es cierto que aún faltaban varios meses y quién sabe…), sino porque las audiencias estaban muy acostumbradas a su imagen y particular estilo de presentador. Uno que no solo tomaba el micrófono para hablar, sino incluso para cantar y, bueno, para lanzarse unas arengas, siempre con tono de caballero refinadísimo, en las que soltaba una especie de sabiduría de taxista («aquí debe privar la meritocracia y no la partidocracia»), una miscelánea de antipolítica, lugares comunes, bolivarianismo amelcochado («Bolívar no hay sino uno, la moneda debería llamarse peso») y, en suma, ciencia de esquina y no pocos galimatías.

Lee más en La Gran Aldea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s