Opinión | Tris Speaker, el rey de los dobles, por Mari Montes

Fotografías de Library of Congress’s Prints and Photographs division | Wikimedia Commons y Gregory Shamus / Getty Images North America / Getty Images via AFP

“La suerte es el gran estabilizador del béisbol”.
Tris Speaker.

Se llamaba Tristram E. Speaker. Nació el 4 de abril de 1888 en Hubbard, Texas, una ciudad ferroviaria con casas de arquitectura victoriana, de solo 500 habitantes, ubicada entre Austin y Dallas. Su familia defendió la bandera confederada en la Guerra Civil. Creían en la esclavitud. De hecho, en varias semblanzas consultadas se asegura que fue miembro del Ku Klux Klan. Sin embargo no es menor el dato de que en 1947 fue llamado por el empresario Bill Veeck para que fuese el coach de fildeo de Larry Dobby, el segundo afroamericano que debutó en las Grandes Ligas y el primero en hacerlo en la Liga Americana. Es posible que con el paso del tiempo su pensamiento anacrónico hubiese evolucionado. Lo destacable de su historia es lo que hizo en el béisbol. Si bien el racismo y cualquier práctica discriminatoria es condenable, también es cierto que a las personas debemos analizarlas en su tiempo y circunstancia. 

Se convirtió en un bateador zurdo producto de una fractura en el hombro derecho ocasionada por una caída de un bronco que lo arrojó a suelo dos veces. Jugó al fútbol en la escuela secundaria y fue capitán y lanzador en su equipo de béisbol. En 1905 ingresó al Instituto Politécnico de Fort Worth (ahora Texas Wesleyan University), donde fue lanzador para el equipo de béisbol de la escuela. También  ganó dinero extra trabajando en el telégrafo y como vaquero. 

Cuenta Don Jensen en un artículo biográfico para la Sociedad Americana de Investigación del Béisbol (SABR): “En 1906 Speaker escribió a varios equipos profesionales pidiendo que lo probaran. Fue firmado por Cleburne de la Liga de Texas por $50 al mes. Fue bateado como lanzador, de hecho perdió 6 juegos consecutivos y una vez supuestamente permitió 22 hits seguidos, todos extrabases, pero como jardinero bateó .268 y se robó 33 bases en 84 juegos. Cuando la Liga del Norte de Texas y la Liga del Sur de Texas se consolidaron en 1907, Speaker se mudó a Houston y bateó un .314, líder en la liga con 36 robos en 118 juegos. Los Boston Red Sox compraron el contrato de Speaker al final de la temporada de 1907.

Lee más en Prodavinci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s