Soy Arepita | En Venezuela tenemos gambito de reinas

La vida es un tablero

“Creo que si no hubiese jugado ajedrez, realmente no estuviéramos hablando en este instante”. La única venezolana con título de gran maestra internacional recuerda cuando era “prácticamente un piojito de 6 o 7 años” y su papá la inscribió en un torneo donde era la única niña. “Le gané una partida al campeón estadal de Carabobo y le escuchaba decir: ‘¿qué está pasando?’ Solamente murmuraban”.

Hoy la valenciana Saraí Sánchez es una internacionalista de 40 años que, a principios de 2021, sobrevivió a una terapia intensiva por COVID. “Toda la comunidad de ajedrez es muy unida y se fajó a apoyarme (con la recaudación de fondos). Es un juego muy competitivo. Pero necesitas del otro para ser mejor. Para ganarle a una persona tienes que estudiarla torneo tras torneo: ¿qué fue lo que él pensó, cómo lo hizo? Y en ese momento se puede entablar una relación de amistad”.

El día que series de Netflix como The Queen’s Gambit y películas como Reina de Katwe (2016) nos llamen la atención solo por su historia, no porque sus protagonistas sean mujeres que juegan ajedrez, probablemente estaremos mucho más cerca de la igualdad de género. Pero ese día todavía está lejos (de hecho, hay quienes cuestionan que The Queen’s Gambit sea realmente una historia feminista). El deporte de los 64 cuadros se mantiene como un estuche semicerrado donde predominan las piezas de un color: solo una mujer, la húngaro-judía Judit Polgár, ha logrado situarse entre los 10 mejores del mundo.

Lee más en SoyArepita

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s