Opinión | Respetar es una regla del juego, por Mari Montes

Entre las efemérides publicadas por el portal Nationalpastime.com este 18 agosto, se recuerda especialmente un evento que tiene que ver con las opiniones y sus consecuencias.

Se trató de una situación originada por el editorial que escribió el periodista Jimmy Powers, en 1940, para el Sunday New York Daily News. El comentario fue un total desatino, desconsiderado e irrespetuoso.  Lou Gehrig, era una de las grandes figuras del béisbol, no solo para los Yankees y la ciudad de Nueva York.

El editorial que causó malestar decía: “¿El misterioso germen de la ‘polio’ que derribó a Lou Gehrig también ha afectado a sus ex compañeros, convirtiendo a un gran equipo, en uno no competidor, tambaleante? Según la opinión abrumadora de profesionales de la medicina, la poliomielitis, similar a la parálisis infantil, es transmisible. Los yanquis estuvieron expuestos a ella en su etapa más aguda. Jugaron a la pelota con el afligido Gehrig, se vistieron y desnudaron en el vestuario con él, viajaron, jugaron a las cartas y comieron con él. ¿No es posible que algunos de ellos también se infecten? «

No queda claro si Powers sabía cuál era el mal que afectaba a Lou Gehrig, pero en todo caso publicó una información falsa, ya que Gehrig nunca padeció de Polio. Cabe recordar que poco más de un año antes, el 4 de julio de 1939, Gehrig había anunciado su retiro del béisbol, imposibilitado de continuar, aquejado por una enfermedad incurable y mortal: Esclerosis Lateral Amiotrófica, de la que murió meses más tarde.

Lee más en Prodavinci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s