Opinión | Si no fuera por el mango, por Francisco Olivares

En estos días de julio, cuando los árboles de mango de algunos países tropicales encienden en sus verdes ramas el tono rojizo de esta maravillosa fruta, me detuve a leer una pequeña crónica de la afamada “bloguera” cubana Yoani Sánchez, con el título que encabeza este escrito.

Comienza su relato recordando los horrores vividos en Cuba durante la crisis de los años 90, cuando se anunciaba como una posibilidad, pero, que no llegó a materializarse: la temida Opción Cero, en la que el país quedaría totalmente detenido por la falta de combustible, las familias serían reubicadas en campamentos y la olla colectiva se convertiría en el único suministrador de la poca comida que se llevarían a la boca.

Así que en su adolescencia, imaginaba Yoani un futuro de gente esquelética alrededor de una fogata donde solo hervía agua con algunas piltrafas, mientras los altavoces seguían transmitiendo los discursos del rozagante líder cubano y sus llamados al sacrificio ajeno. Un discurso muy similar al que pregonaba Hugo Chávez cuando decía “No importa que andemos desnudos, no importa que no tengamos ni para comer”

Lee más en AtrilPress

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s