Zenda | Jesús Ruiz Mantilla: «El periodismo es un género literario absoluto», por Karina Sainz Borgo

Jesús Ruiz Mantilla: «El periodismo es un género literario absoluto»

KARINA SAINZ BORGO  / Fotos: JeosmJesús Ruiz Mantilla

Llegó al diario El País en 1992. Desde entonces, Jesús Ruiz Mantilla (1965) ha formado parte de la sección de Cultura, el suplemento de cine El Espectador, El País Semanal o Babelia. Su vida profesional comenzó con el buen pie de los lectores aventajados. Estaba tan bien dotado para la palabra escrita como para la música, a la que ha dedicado páginas enteras en libros y periódicos.En 1997 publicó su primera novela, Los ojos no ven, una historia de intriga con Salvador Dalí de fondo. A esa siguió Preludio, que relata la historia del pianista León de Vega, obsesionado con la obra de Chopin. Tras GordoYo, Farinelli, el capón y el ensayo Placer contra placer, aparecieron las novelas Ahogada en llamas y La cáscara amarga, que componen una trilogía sobre el siglo XX de la que Hotel Transición es el final y más autobiográfico de los volúmenes.

Ruiz Mantilla regresa ahora con Papel (Galaxia Gutenberg), una novela que narra el viaje a los infiernos del periodismo contemporáneo y plantea al lector un oficio asediado por la precariedad laboral, la proliferación de bulos interesados y la depauperación que experimentan quienes han vendido su alma al diablo. Treinta años de profesión le permiten a Ruiz Mantilla reflejar el salto digital en los medios de comunicación, así como el choque entre la vieja escuela periodística y las nuevas generaciones, ambos mundos en el veterano reportero Benjamín Sarabia y en Luz Perea, una novísima periodista incapaz de soltar su móvil.

Sin eludir el realismo de Benito Pérez Galdós, del que Ruiz Mantilla es apasionado lector, la novela despliega las muchas penumbras de una industria mediática atada de pies y manos por los poderes que la condicionan. Y así lo procura su autor: que se vean claramente los dobleces y escollos. En tiempos en los que la mentira viaja a la velocidad de la luz, el oficio vive sus horas más flacas. Algo de la Divina comedia y el mito de Fausto sostienen esta novela que lleva más de una década escribiéndose dentro de Ruiz Mantilla.

Lee más en Zenda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s