Crónicas del Caribe | La historia de un balsero venezolano que bajó a los infiernos y sigue luchando por su libertad en Curazao

Por Pedro Pablo Peñaloza en Crónicas del Caribe

“Nos maltrataron y humillaron. Los vigilantes nos decían: ¿Quién te mandó a venir? !Regresa a Venezuela!”, cuenta este hombre que se echó al mar con el sueño de alcanzar un mejor futuro para su familia, y terminó sufriendo su propio calvario

Sentía a Curazao como su segundo hogar. Siguiendo una tradición familiar que inició su tatarabuelo, desde muy joven comenzó a viajar a la isla a bordo de los “barquitos” que zarpaban desde La Vela de Coro, estado Falcón, para llevar frutas a Punda. Por eso jamás pensó que aquella tierra que tanto quiere y que se jacta de conocer como la palma de su mano, se convertiría en su cárcel.

Nació en La Vela de Coro, tiene 48 años de edad, dos matrimonios a cuestas y ocho hijos. Conversa con Crónicas del Caribe bajo la condición de resguardar su identidad para evitar represalias. “Vi otra cara de Curazao que nunca había visto”, repite con insistencia desde Willemstad, donde continúa un tortuoso proceso legal para conseguir asilo.

Lee más en Crónicas del Caribe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s