El Nacional | La obra de Cruz-Diez traspasa todas las fronteras

Carlos Cruz-Diez jr. siempre lo repite: su padre, fallecido hace casi dos años a los 95 años de edad, se convirtió en un ícono para Venezuela y el mundo. Por eso, dice, cuando en un lugar se pretende borrar o dañar alguna de sus piezas la gente protesta advirtiendo que son obras que también les pertenecen.

Justamente fue lo que ocurrió hace más de 15 años cuando la Alcaldía del Municipio Vargas, en el estado Vargas, demolió a martillazos la Inducción cromática del Puerto de La Guaira, que en su momento fue la obra monumental de mayor metraje de Cruz-Diez. Decenas de personas salieron a protestar contra la decisión considerando que estaban arrebatándole al guaireño una parte de su identidad.

“Papá esperaba que la obra pública fuera de la gente. Las mismas personas se adueñan de piezas como el piso de Maiquetía, se apropiaron de esa obra que se convirtió en un símbolo de partida, pero papá decía que sería el del regreso también”, afirma Cruz-Diez jr., que dirige el Atelier de París. “Sucede muy poco que la gente se adueña de las obras, no es común, y pasó con mi padre. Eso es un logro para él”, añade.

Lee más en El Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s