La Razón | Fernando Savater: «Los que presumen de pensar lo mismo que a los 18, en realidad no piensan»

Fernando Savater, filósofo y autor de decenas de libros memorables y miles de artículos esencialesFOTO: GONZALO PÉREZ (NOMBRE DEL DUEÑO)

Por REBECA ARGUDO en La Razón

Fernando Savater publicó «Convencido», una columna irrevocable sobre las elecciones a la Comunidad de Madrid, en «El País». Sus palabras reventaron los chismógrafos. «Nunca he votado al PP y me cuesta», escribía el filósofo «pero esta vez será a Isabel Díaz Ayuso». Tembló el misterio. Fue acusado de infiel, de desleal, de facha. Nada que impresione a un hombre encarcelado por su militancia política antifranquista al que luego, ya en democracia, siguió el rastro el áspid del terror. Autor de decenas de libros memorables, de miles de artículos esenciales. Amó, comió y bebió sin perder la elegancia ni la alegría. Gasta Savater un bienhumorado fastidio con los sectarios, un indisimulado desdén por los fanáticos y una impaciencia radical con los imbéciles. Hablamos de política y de bares, del terrorismo y del infierno, del valor de elegir, de señoritos, mentiras y balas.

«A la gente que dice que qué horror, que me he pasado al fascismo, no hay que darle mucha importancia. Me sorprende, en cambio, que a los que el artículo les pareció bien no lo elogien por bien argumentado, o por original, sino porque lo consideran valiente. ¿Valiente? Hubo momentos en que sí te arriesgabas: cuando podían pegarte un tiro. ¿Valiente hoy decir que una candidata de derechas es tan demócrata y decente como los candidatos de izquierdas, o bastante más, incluso, que algunos? Consideran valor lo que sería sentido común y cordura».Ad

El diagnóstico va más allá de lo anecdótico. La causa profunda tiene que ver con la pretensión de romper los pactos del 78, que serían ilegítimos. «Esos consensos hoy parecerían concesiones al fascismo. No exagero. En un momento de esta campaña nos decían que se enfrentaban la democracia y el fascismo. En la Constitución española caben todos, desde la extrema derecha a la extrema izquierda. Siempre que no vayan explícitamente contra la unidad del país. O contra los derechos de los ciudadanos. Ni Santiago Abascal ni Pedro Sánchez violan en sus planteamientos los derechos constitucionales».

Lee más en La Razón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s