Opinión | Meditaciones sobre la hecatombe venezolana, por Federico Vegas

Por Federico Vegas en La Gran Aldea

La más insólita característica de la tragedia venezolana es la ausencia de lo trágico. Me refiero a la carencia de esa cristalización capaz de convertirse en una referencia universal mientras su sombra encuentra un camino hacia el futuro con aleccionadora persistencia.

Venezuela es percibida como un desastre entre inconcebible y merecido, pero aún no como una tragedia. El solo nombre de nuestra patria se ha convertido en un feo y despreciable sonido, acentuando lo que tiene de “zuela” como sufijo de una pequeña cosa que fue transitoriamente inflada por sus desproporcionadas riquezas. Las cuatro sílabas que nos congregan y celebrábamos con orgullo, ahora parecen destilar algo contagioso, como si al nombrarlas hicieran falta persignarse y cambiar de tema en vez de quedarse pegado a una letanía. Sin embargo, nuestro drama carece de la seriedad de lo trágico y semeja más la caída aparatosa de unos pretenciosos antes elevados a infundados engreimientos.

Conviene entonces preguntarnos: ¿Qué es una tragedia? La versión más sencilla, y no tan alejada de las dramáticas profundidades de Nietzsche (El nacimiento de la tragedia), ubica su origen en las ceremonias griegas donde se degollaba a un cabrito mientras un coro lo celebraba con un canto dedicado a Dioniso. La etimología habla sin matices de un canto a un chivo, pues el término griego, tragōidía, está constituido a partir de trágos (macho cabrío) y oidía (oda, canto). De manera que hace falta un chivo expiatorio y heroico quien cree hacer lo justo y sufre intentando definir la legitimidad de su justicia, mientras se va sumergiendo en un conflicto inevitable e insoluble. También hace falta invocar un dios, no siempre a Dionisio; puede ser una razón superior que la colectividad es capaz de comprender y solo así logra reflejarse en ese mismo espejo.

Lee más en La Gran Aldea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s