The New York Times | El síndrome ligado a la COVID-19 en los niños aumenta y los casos son más graves

Braden Wilson, de Simi Valley, California, con su madre, Amanda. Fue hospitalizado y conectado a un ventilador y una máquina de circulación extracorpórea, pero murió el 5 de enero. “Mi hijo se había ido”, recuerda su madre.
Braden Wilson, de Simi Valley, California, con su madre, Amanda. Fue hospitalizado y conectado a un ventilador y una máquina de circulación extracorpórea, pero murió el 5 de enero. “Mi hijo se había ido”, recuerda su madre.Credit…vía Amanda Wilson

Por Pam Belluck en The New York Times

A Braden Wilson, de 15 años, le asustaba la COVID-19. Tenía cuidado de usar cubrebocas y solo salía de su casa, en Simi Valley, California, para sus citas con el ortodoncista y las visitas a sus abuelos que vivían cerca.

No obstante, el virus alcanzó a Braden. Le ocasionó un daño despiadado en forma de un síndrome inflamatorio que, por razones desconocidas, afecta a algunos jóvenes, por lo general varias semanas después del contagio de coronavirus.EL TIMES: Una selección semanal de historias en español que no encontrarás en ningún otro sitio, con eñes y acentos.Sign Up

Los médicos del Hospital Infantil de Los Ángeles conectaron al adolescente a un respirador y a una máquina de derivación cardiopulmonar, pero no pudieron evitar que sus órganos principales se deterioraran. El 5 de enero, “declararon oficialmente que tenía muerte cerebral”, relató su madre, Amanda Wilson, entre sollozos. “Mi hijo se había ido”.

Lee más en The New York Times

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s