Opinión | Menos tuits y más trabajo social: el reto de la oposición venezolana tras el 6D

Nicolás Maduro el día de las elecciones legislativas de este año, el 6 de diciembre
Nicolás Maduro el día de las elecciones legislativas de este año, el 6 de diciembreCredit…Ariana Cubillos/Associated Press

Por Ángel E. Álvarez

Es politólogo venezolano.

TORONTO, Canadá — Ocurrió: Nicolás Maduro logró lo que se propuso.

El 6 de diciembre, con las elecciones para elegir a una nueva Asamblea Nacional —el único órgano democrático que quedaba en Venezuela—, Maduro logró sacar a la oposición del último resquicio institucional en el que podían funcionar como un contrapeso simbólico al interior del país y el espacio de diálogo oficial con la comunidad internacional.

Pero no todo está perdido, la destrucción del último bastión legal para hacer oposición electoral abre un camino. No es uno fácil: es pedregoso, seco y oscuro, pero no hay otro.

Quienes no estén dispuestos a someterse a Maduro pero no crean en fantasías insurreccionales o soluciones mesiánicas, tienen el reto de acompañar a los venezolanos que padecen una emergencia humanitaria compleja, el desplazamiento forzado masivo al exterior y la angustia ante la incertidumbre sobre su futuro. Lo que toca ahora es otra clase de política: una que combine la ayuda a los más necesitados y el apoyo para la construcción de organizaciones de base que permitan, con el tiempo, la construcción de un movimiento de reivindicación social que sea el pilar de un cambio político.

Lee más en The New York Times

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s