Opinión | El más vulnerable, por Sebastián de la Nuez

Por Sebastián de la Nuez en La Gran Aldea

La película Fresa y chocolate fue una bofetada al régimen castrista, testimonio del sufrimiento gay que casi se lleva el Oscar a mejor película del ‘94. El caso Reinaldo Arenas también se popularizó a través de una película, Antes que anochezca. El machismo convertido en política de Estado es otro aprendizaje de los chavistas adoctrinados en Cuba, viene aparejado a las formas de la tortura y la discriminación.

Es otro síntoma del atraso mental de unos individuos que crecieron y se  hicieron del poder al amparo de Hugo Chávez, el recio comandante que leía con fruición El oráculo del guerrero. Eso fue en los primeros años de su mandato; en ese tiempo ya Boris Izaguirre era una estrella en la televisión española y en un programa apareció leyendo algún párrafo del librito de cabecera de Chávez, para luego exclamar, alborozado: «¡Esto es una mariconada!».

Hay que atender a Boris cuando expresa un criterio de tal naturaleza. El régimen chavista, con Chávez y también con Maduro, o sobre todo con Maduro, ha tenido, entre otros, dos elementos que lo definen: Homofobia e hipocresía respecto a la igualdad de género. Sus mujeres han sido encargadas de las tareas más viles y ruines dentro del régimen, las que quizá ningún macho tuvo la suficiente desvergüenza como para llevar a cabo o continuarla hasta más allá de la última raya. El caso de la presidenta por muchos años del CNE, sin ir más lejos.

Lee más en La Gran Aldea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s