La Gran Aldea | Esa hipótesis llamada Caracas, por Alonso Moleiro

Alonso Moleiro

Olvidadaaislada de los eventos internacionales de interés, sin turistas, azotada por la mediocridad impuesta del chavismo, a Caracas sólo podemos celebrarla bajo el pacto de la intersubjetividad.

Los buenos tiempos de Caracas han quedado atrás, al menos por ahora, si bien la fuga de personas de los años de Maduro le han ido regresando a la capital una extraña placidez en materia automotriz, una irónica paz, ofrecida como consuelo, que le permite hacer juego accidental con las ofrendas de la naturaleza. Una insólita calma decadente opuesta a los tiempos del caos festivo del siglo XX.

En algún momento la capital tendrá que salir de su postración clínica y su sobredosis de chavismo, y, como un paciente que supera una terrible dolencia traumática, recuperar su memoria civil.

Lee más en La Gran Aldea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s