Opinión | La arepa como problema, por Miro Popić

Miro Popic

La venezolanidad de la arepa no se discute. No existe ningún conflicto de territorialidad con nuestro pan originario. Menos ahora que se ha hecho global. Todo lo que cuestione su origen y significado son especulaciones mal intencionadas que buscan generar ganancia en este río revuelto de contradicciones en que nos encontramos.

Nuestros hermanos colombianos también comen arepas, es verdad, y nos alegramos por ello. Pero no hay paternidad compartida con su creación. Venimos de la misma raíz, el maíz, base de todos los panes americanos, llámense como se llamen, tortillas, pupusas, gorditas, humitas, arepas, etc., pero son las diferencias desarrolladas en su evolución las que le otorgan a nuestra arepa el carácter icónico que la define.

La palabra maíz proviene del vocablo taíno mahís que significa “lo que sustenta la vida”. ¿Y quiénes eran los taínos? Los antiguos habitantes del norte de Sudamérica que desde el Orinoco ocuparon las islas del Caribe en tiempos precolombinos. 1-0.

Lee más en TalCual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s