Opinión | Culpables fuimos todos, por Rubén Cortés

Por Rubén Cortés

Culpables fuimos todos. Los periodistas con artículos demoledores contra todos los gobernantes, por sentirse halagados en la aprobación del pueblo. Los millonarios que lo llenaron de dinero para que derribara al régimen. Todos contribuimos a crearlo. 

El autor del párrafo anterior se mató de un tiro en la cabeza. Era propietario de una revista, pero el populismo se la expropió para convertirla en “un medio democratizado del pueblo”, y a él lo mandó al exilio. Antes de suicidarse, escribió una carta-testamento. 

Se llamaba Miguel Ángel Quevedo, dueño de Bohemia, la más importante y antigua de las revistas cubanas, fundada en 1908. Desde entonces, hasta su expropiación, jugó un papel esencial en la diversidad de pensamiento y la vida política y social de Cuba. 

Lee más en Arsenal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s