El Cooperante | Michael Penfold: «Capriles no rompe la inercia, pero mueve el tablero y presiona a Guaidó»

Por Elizabeth Fuentes en El Cooperante

Michael Penfold es un imprescindible al momento de buscar una evaluación certera del ahora más complicado escenario político venezolano donde finalmente la oposición se ha bifurcado con el renacimiento de un agresivo Henrique Capriles enfrentado a Juan Guaidó. Profesor de Ciencias Políticas en Universidades de Colombia, París y Estados Unidos, asesor económico de organismos multilaterales y de oenegés, Penfold examina aquí los más recientes titulares y regala algunas sugerencias a los involucrados.

-¿La reciente postura de Henrique Capriles rompe el escenario de eso que usted ha llamado «la inercia en la oposición»?

La inercia política en Venezuela ya tiene un tiempo considerable. Es decir, hay un estancamiento en la capacidad de producir un cambio político e iniciar una transición democrática. En muchos sentidos, hoy pareciera que estamos más lejos de esa transición de lo que estábamos 18 meses atrás. Y esa inercia tiene varias características. No quiere decir que no estén ocurriendo cosas: hay un escenario actual donde se han venido incrementando las sanciones, en especial las sanciones secundarias, pero también ha habido un proceso en el plano interno de resistencia y de cohesión en la élite oficialista para poder resistir a la presión internacional. Y ese escenario hasta ahora también ha estado caracterizado, particularmente en el contexto de la pandemia, por una creciente desmovilización social a pesar de un contexto económico tremendamente adverso.

Pero además de eso, las condiciones de hoy- comparadas con las que tenías 18 meses atrás- son muy diferentes. No creo que la discusión actual hoy es sobre si «el mantra» aplica o no aplica. Yo creo que la discusión es qué tipo de estrategia funciona dadas las nuevas condiciones que está enfrentando la oposición en Venezuela. Y esas condiciones están marcadas, a mi juicio, por cuatro elementos que son relativamente diferentes a los que hubo 18 meses atrás: la primera es que ya no hay el mismo nivel de alineación internacional. Más bien uno empieza a observar posiciones relativamente distintas entre Estados Unidos y Europa, por ejemplo. Luego, en el caso de América Latina hay una menor atención a la crisis venezolana como producto de la pandemia y de la profunda crisis económica que está viviendo la región.

Lee más en El Cooperante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s