Cinco8 | ¿Quién paga el periodismo venezolano?

En cuanto a los medios impresos, lo que pagábamos apenas cubría los costos de impresión y distribución: los ingresos de las empresas periodísticas siempre vinieron de la publicidadFoto: Composición por Sofía Jaimes Barreto

Raúl Stolk Nevett

En muchas casas había uno. Recuerdo especialmente el que estaba en casa de mi abuela. Parecía un banco de madera para una persona de tres metros. Una caja pesadísima, con un espaldar tallado de aspecto fúnebre. Al levantar la pesada tapa, el sarcófago revelaba su verdadera función: era el cementerio de periódicos. Infinidad de ejemplares de El Nacional y El Universal que se iban acumulando hasta que se requirieran para algún fin doméstico, desde madurar aguacates hasta proteger los adornos de Navidad cada enero. Un desagradable olor a polvo y noticias de mañana que extraño muchísimo.

En cualquier hogar, de cualquier nivel, se compraba el periódico a diario y dos o tres revistas al mes. Era una transacción más, como quien compraba una cajetilla de cigarros o un café en la esquina. En toda oficina había una suscripción corporativa, así como en todos los consultorios, salas de espera, barberías y peluquerías podían encontrarse los últimos ejemplares de Vanidades o Exceso —y uno que otro de valor arqueológico.

Una paradoja de la que solemos hablar con frecuencia es que a Venezuela siempre le toca unirse a las tendencias mundiales por las razones equivocadas. Mientras los grandes periódicos en Estados Unidos y Europa crujían por la aparición de la prensa online, en Venezuela los medios digitales empezaron a reemplazar los grandes periódicos por el asedio del Estado y todas las dificultades que encontraban para seguir funcionando: desde la escasez de papel hasta el acoso a periodistas y directivos. Al mismo tiempo, se fueron erosionando otros medios, como las televisoras apagadas de golpe, amenazadas o adquiridas por gente cercana al gobierno. Gente que no tenía intenciones de desarrollar esos medios, ni siquiera como negocio; ya su payday estaba cubierto con la adquisición ordenada desde arriba. Su misión era comprarlos para dejarlos morir.

Lee más en Cinco8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s