The New York Times | En vez de evolucionar como presidente, Donald Trump ha torcido el cargo a voluntad

27dc-trump-profile1-superJumbo

WASHINGTON — Para un hombre a punto de vivir un momento histórico, el presidente Donald Trump sonaba calmado y relajado. Si cree que corre peligro de perder, no dio ni la menor señal de que sea así. Por el contrario, sacó a relucir una de sus encuestas favoritas, se jactó de la popularidad que goza entre los electores republicanos y habló acerca del porcentaje de audiencia de su convención.

Su presidencia, según declaró en una entrevista la semana pasada, ha producido “un resultado increíble”. Los mercados bursátiles “son muy impresionantes”, la Convención Nacional Republicana ha sido “muy exitosa” y en lo personal, ha “hecho un muy buen trabajo” en el manejo de la pandemia del coronavirus, con todo y que más de 180.000 estadounidenses han muerto. También enfatizó que, encima de todo, ha soportado “acciones terribles” de sus opositores “maniáticos”.

Después de casi cuatro años en el cargo, Trump entra de lleno a la campaña de otoño con una alucinante combinación de mensajes jactanciosos y reclamo ante las injurias sufridas; es todo un hombre de extremos que en un instante pasa de afirmar que ha logrado más que casi cualquier otro presidente a quejarse de que ha padecido más que cualquiera de sus predecesores. Vive en un mundo creado por él mismo que en general está desconectado de la realidad reconocida por otros. Ha impuesto su voluntad en Washington y en el mundo como nadie más.

Lee más en The New York Times

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s