Prodavinci | El batboy del Caracas que llegó a las Grandes Ligas, por Mari Montes

“¿Carajito tú fildeas?”- le preguntó el señor que estaba con un bate en el terreno, al muchacho sentado encima del dogout.

“¡Sí, yo sé fildear!”, le contestó el muchachachito entusiasmado.

No tenía clases. Era 12 de octubre, y como era día de fiesta, él se fue en el autobús de la ruta de Chacaito, desde su casa en la parroquia llamada “El Cementerio” hasta el Estadio Universitario de Caracas. Siempre iba acompañado de amigos, les gustaba ver las prácticas. Había asistido a varios juegos la temporada anterior, en la que Baudilio Díaz impuso el récord de 20 jonrones. Esta vez fue solo. El béisbol era su gran pasión y él sabía que había prácticas, porque le gustaba leer el “Meridiano”.

“¡Bájate de ahí y ven acá!”, le dijo el técnico.

Lee más en Prodavinci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s