Gatopardo | Ennio Morricone no creía en la inspiración

image_content_35989807_20200706194145

Por Aurora Villaseñor en Gatopardo

Sin Ennio Morricone el incendio del Cinema Paradiso no habría roto tantos corazones; La leyenda del pianista en el océano, sería la desoladora historia de un huérfano en un trasatlántico; y Clint Eastwood no habría alcanzado tremenda dimensión como pistolero fronterizo del medio oeste en Por un puñado de dólares o en El bueno, el malo y el feo.

¿Cómo se despide un genio de la música? De su arte, con una gira. De la vida, con una carta:

“Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto. […] Hay solo una razón que me empuja a despedirme de este modo y a tener un funeral privado: no quiero molestar. (… A María) renuevo el amor extraordinario que nos ha mantenido juntos y que lamento abandonar. A ella es mi más doloroso adiós”.

El adiós al público sucedió en 2019, con una gira por Europa en la que Morricone pensaba en la muerte, reafirmaba su creencia en Dios y aceptaba el misterio sobre el más allá. “No sé cómo será. Esperemos que esté bien”, dijo al periódico El País.

Lee más en Gatopardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s