Opinión | El último tranco de Ocean Bay , por Milagros Socorro

OceanBay2b-Por en La Gran Aldea

La historia del campeón que mataron para comérselo.

A la una de la madrugada los pasos deben haber atronado. Ocean Bay estaba en su cuadra. Debe haber movido las orejas, primero en actitud vigilante y luego por inquietud cercana al temor. Ocean Bay no había conocido el miedo, porque siempre había sido muy querido y cuidado. Y, por eso mismo, sus hábitos habían sido respetados. Esto de que vinieran a sacarlo a medianoche era extraño. Algo debía estar pasando.

Algo muy grave, pensó Ramón García Mosquera al día siguiente, cuando recibió una llamada del dueño del Haras Alegría para decirle: “Se llevaron a Ocean Bay de la caballeriza”. En realidad, se habían llevado dos ejemplares, la yegua Aquila y el doble coronado, un señor de la distancia.

La llamada se produjo el lunes 8 de junio en la mañana. Ocean Bay había trotado hacia el horror la noche antes. Ramón García Mosquera temió lo peor. En los últimos meses habían desaparecido varios caballos, cuyos restos eran descubiertos luego con señales de haber sido tasajeados. En esta ocasión, no había motivo para estar menos preocupado. A una pregunta suya, el dueño del Haras le confirmó que nadie lo había llamado para darle noticias del caballo ni le habían pedido rescate… Ocean Bay en manos de malechores, humillado y torturado, aquella flecha de músculos, aquel celaje con cascos que había arrancado vítores en las gradas emocionadas. Eso era inconcebible.

Lee más en La Gran Aldea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: