El País | Los venezolanos comienzan a relajar la cuarentena y a pagar por la gasolina

Fuerzas de seguridad vigilan una cola para repostar en una gasolinera de Caracas. En vídeo, el anuncio del aumento del precio de la gasolina. FOTO: AFP | VIDEO: REUTERS

Nicolás Maduro anunció la noche del sábado que el lunes comienza la desescalada en Venezuela después de casi tres meses de cuarentena en un momento en que los casos de coronavirus van en aumento. También se inciará la distribución de los 1,5 millones de barriles de combustible comprados a Irán. La novedad es que el chavismo decidió imponer nuevos precios, uno subsidiado de 5.000 bolívares el litro (o 0,02 dólares) y otro a lo que el mandatario llama un precio internacional de 0,50 dólares el litro. El complejo esquema fue anunciado repentinamente y aún quedan muchas dudas por despejar. Pero ambas medidas parecen complicar aún más la grave crisis que atraviesa Venezuela y ya han empezado a recibir críticas de economistas y epidemiólogos.

Después de dos meses de una grave escasez, en la que los venezolanos se vieron obligados a pasar horas e incluso días en fila para llenar sus tanques, el aumento oficial de la gasolina será igual un golpe fuerte para sus bolsillos, tras el enorme empobrecimiento que han provocado dos años y medio en hiperinflación y seis de contracción económica.

De pagar prácticamente nada, los venezolanos comenzarán a pagar un dólar por un depósito de 40 litros como el de un vehículo utilitario, que hace que todavía siga siendo la más barata del mundo, pero que equivale a un cuarto del salario mínimo de cuatro dólares mensuales. La gasolina subsidiada estará limitada a 120 litros mensuales para los coches y 60 litros mensuales para las motocicletas. A partir de ese tope, el que tenga suficientes ingresos podrá pagar por más combustible, pero ese mismo tanque de 40 litros costará entonces 20 dólares. El transporte público y de carga, tanto en diesel como gasolina, no pagarán el combustible por tres meses mientras se llega a un acuerdo de precio con el sector.

Lee más en The New York Times

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s