Prodavinci | La canción del séptimo inning: el himno del béisbol lo inspiró una mujer, por Mari Montes

 

Era la primavera de 1908 en Nueva York, cuando el compositor Jack Nortworth, un artista polifacético, cantante, escritor y actor, paseaba en un tren del nuevo sistema de metro de Manhattan. En cada estación abordaban fanáticos que iban al Polo Grounds a apoyar a los Gigantes. Subían con gorras, cintas y banderines confeccionados por ellos mismos, y toda la alegría que les daba la esperanza de la victoria de su equipo. Los fanáticos bulliciosos se bajaron en North Central Park, y se fueron rumbo al estadio.

Entre la alegre multitud, había una chica que no paraba de hablar del juego, parecía ser la más emocionada y llamó la atención de Northworth, quien ya había tomado nota de un afiche que invitaba al Polo Grounds.

Sacó lápiz y papel, y ahí mismo juntó unas palabras y siguió su camino, sonriendo, contagiado por la alegría ajena.

Días más tarde, su amigo Albert Von Tilzer, le puso música a la historia inspirada en el tren.

Lee más en Prodavinci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s