Gatopardo | Venezuela ante el coronavirus: desabasto, desinformación y devaluación desenfrenada

 

En este país el virus encontró una víctima especialmente vulnerable. En Venezuela escasean desde hace tiempo la gasolina, la luz, el agua, los servicios de salud y la información confiable. Sin embargo, Maduro asegura que lo tiene todo bajo control.

Llámame en una hora que acaban de poner el agua y estoy en plena corredera, dice la nota de voz de mamá.  En el edificio donde ella vive con papá, en el montañoso municipio El Hatillo en Caracas, hay agua durante las 24 horas sólo dos días a la semana, los otros cinco, el servicio llega a los departamentos solo tres veces al día: una hora en la mañana, una al mediodía y otra en la noche. Estas tres veces pueden convertirse en dos si es que la capacidad del tanque del edificio no aguanta la demanda de los vecinos, que al igual que mi mamá, tratan de almacenar la mayor cantidad posible en cada oportunidad, “porque uno nunca sabe cuando deja de entrar agua de afuera”. Desde hace algunos unos años, para los caraqueños el racionamiento de agua es algo normal.

Una hora después, según lo acordado, llamé a mamá. Luego de quejarse un rato por el fastidio que le genera sentirse todo el tiempo condicionada por ese esclavizante ciclo del agua al que se encuentra sometida, me dice preocupada, “imagínate que la recomendación mundial para prevenir el coronavirus es lavarse las manos y aquí no hay agua”. Luego arranca su relato sobre cómo están viviendo ella y papá el estado de emergencia generado por la llegada del temible Covid-19 a Venezuela. “Acá la gente bromea diciendo, ‘con el coronavirus el mundo se enteró de cómo se vive en Venezuela desde hace años: con inseguridad, escasez, crisis sanitaria, una economía destruida y encerrados en la casa.

Era Semana Santa, siete días que en Venezuela, tierra de fervorosa devoción católica y debilidad por la playa, producen un éxodo de la población de las grandes ciudades hacia las costas del país. Pero este año no son las vacaciones lo que hace que las calles de Caracas estén desiertas, sino la estricta cuarentena nacional decretada por el presidente Nicolás Maduro el pasado 17 de marzo, un anuncio que colocó a Venezuela como uno de los primeros países de la región en imponer medidas firmes para evitar la propagación del virus. 

Lee más en Gatopardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s