Prodavinci | ¿Qué está pasando con el dólar en Venezuela?

D34677B3-9AEB-49D5-A7D5-89264776A042

Por Víctor Salmerón en Prodavinci

La cuarentena, necesaria para contener la epidemia del coronavirus, anestesió por completo buena parte de la economía venezolana. Comercios cerrados, empresas apagadas, trabajadores en sus casas; pero el descalabro de la moneda no se detuvo: en las últimas dos semanas, la cotización del dólar en el mercado paralelo registró un salto de 54% que lo catapultó hasta 135.211 bolívares, y de 41% en el mercado oficial, donde alcanzó la tasa de 113.833 bolívares.

La fluctuación del dólar impacta en el precio de una amplia gama de productos y servicios como alimentos, calzado y medicina privada porque Venezuela depende en gran medida de las importaciones. Además, la hiperinflación destruyó la confianza en el bolívar y el dólar se convirtió en la referencia para calcular tarifas, costos y márgenes de ganancia.

Analistas explican que la disparada del dólar obedece al aumento de la demanda de divisas y al incremento en la creación de dinero por parte del gobierno.

La firma Síntesis Financiera indica en su informe El Tesorero, que “crecen las expectativas de un agravamiento del entorno económico nacional y con él la urgencia de los agentes en resguardarse en moneda dura”.

Agrega que la compra de divisas recibe un impulso extra porque el dólar se utiliza para pagar “productos y servicios altamente demandados durante las actuales circunstancias, como plantas eléctricas, camiones cisternas, servicios de delivery e incluso gasolina, cuya escasez ha llegado a niveles críticos en todo el país”.

Multiplicando los bolívares

En febrero de este año las finanzas públicas ya estaban en estado crítico: déficit fiscal de 10% del PIB, reservas internacionales en mínimos históricos, deuda externa en default, financiamiento internacional clausurado e ingresos en divisas mermados por el descenso de la producción petrolera al nivel más bajo desde 1945.

La caída de los precios del petróleo, por el impacto del coronavirus en la economía global y la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, aumentó el desequilibrio en las cuentas públicas, y el gobierno incrementó la creación de dinero para asegurar un precario funcionamiento del Estado y financiar la medida con la que aspira aliviar el impacto de la cuarentena en la población más vulnerable: el reparto de bonos.

Lee más en Prodavinci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s