Gatopardo | Las mujeres trabajan doble en tiempos de pandemia — 7.4.20

 

Por Estefanía Camacho en Gatopardo

La cuarentena que estamos viviendo por la amenaza del nuevo coronavirus supone un desafío a las actividades laborales en esta era de conectividad. Pero en el caso de las mujeres, el reto es todavía mayor: la pandemia evidencia y acentúa las desigualdades que hay entre mujeres y hombres.

Hace casi un siglo que Virginia Woolf se preguntó qué hubiera pasado si William Shakespeare hubiera nacido mujer. Lo más probable es que se hubiera dedicado a las tareas domésticas, la limpieza del hogar, a la producción de comida y también al cuidado de los hijos, todo de manera precaria. Ya por la noche, probablemente, y si todavía le restaran fuerzas, hubiera tenido tiempo para escribir una obra teatral tan poderosa como Macbeth o El rey Lear, a la luz de las velas. “Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si desea escribir ficción”, escribió Woolf en 1929.

La cuarentena que estamos viviendo por la amenaza del nuevo coronavirus supone un desafío a las actividades laborales en esta era de conectividad. Pero en el caso de las mujeres, el reto es todavía mayor: la pandemia evidencia y acentúa las desigualdades que hay entre mujeres y hombres. Si Shakespeare viviera hoy, y fuera mujer, probablemente se seguiría enfrentando a una inmensa lista de tareas antes de sentarse a escribir.

Lizbeth, una profesora de secundaria de Monterrey, madre de dos niñas menores de diez años, cuenta que notó el cambio drástico que la cuarentena trajo a su vida. Su esposo no puede hacer homeoffice por lo que ella debe cuidar a sus pequeñas que tiene en casa tras la suspensión de las clases escolares en México. Durante los primeros días, tuvo que tener creatividad con tal de mantenerlas activas. “Ahora que estoy en mi casa dosifico la limpieza, que antes hacíamos los fines de semana. Lo hago con mi esposo para que no se acumule. No ha sido sencillo porque las niñas se aburren. Ayer cocinamos cupcakes, armamos un rompecabezas y les tuve que sacar otro de mil piezas para que les dure más, porque ya estaban aburridas”, dice.

Lee más en Gatopardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s