Opinión | “El socialismo destruye naciones”, por Naky Soto

El acto más importante de este martes, 4 de febrero, fue el discurso del presidente norteamericano Donald Trump, en el Estado de la Unión. El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, fue uno de sus invitados de honor, un privilegio extraordinario. ““Estados Unidos está liderando una coalición diplomática de 59 países contra el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro. Maduro es un gobernante ilegítimo, un tirano que brutaliza a su gente. Pero su control tirano será roto y quebrado. Aquí hay un hombre que carga la esperanza, los sueños y las aspiraciones de todos los venezolanos. El verdadero y legítimo presidente de Venezuela, Juan Guaidó, nos acompaña en la galería”, dijo Trump. La ovación que sucedió a estas palabras fue impresionante y bipartisana. Continuó Trump: “Presidente Guaidó, por favor lleve este mensaje a su país: todos los estadounidenses estamos unidos con el pueblo de Venezuela en su lucha legítima por su libertad. El socialismo destruye naciones”. El apoyo de Trump a la causa democrática venezolana cobra vigencia y nos recuerda que no estamos solos. El prolongado aplauso de todos los asistentes fue conmovedor y trascendió a Guaidó, era una nación saludando a otra nación, saludando la esperanza de la libertad, de nuestra libertad.

Contra los derechos humanos

El gobierno de Nicolás bloqueó la visita in loco a Venezuela de la delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), impidiendo su abordaje al vuelo de Copa Airlines en Panamá. Mientras se resuelve la diatriba sobre la potestad de la aerolínea para impedir el embarque sin un documento que probara la prohibición de Venezuela, la CIDH lamentó y rechazó la decisión de Nicolás e informó que la delegación se encontrará con las víctimas y familiares de violaciones de derechos humanos y con organizaciones de la sociedad civil en la frontera entre Colombia y Venezuela: “Es propio de regímenes autoritarios no permitir el escrutinio internacional ni la observancia de la situación de los derechos humanos”, dice la CIDH, lo que perjudica a las víctimas y obstaculiza el trabajo de las ONG. Que sepamos que el chavismo desprecia la justicia y los derechos humanos, no hace menos grave este suceso. Si en el país no permiten conseguir justicia, hay instancias que pueden ayudar a las víctimas. Eso es lo que están impidiendo.

Acuerdos de la Asamblea Nacional

– La Asamblea Nacional rechazó el impedimento de ingreso de la CIDH y se ofreció como intermediaria para que las víctimas puedan enviar su testimonio.

Lee más en TalCual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s