BBC Mundo | La paradójica historia de la desertora de Corea del Norte que “murió de hambre” con su hijo en la rica Corea del Sur

Han Sung-ok, de 42 años, parecía decidida a llevarse todas las lechugas de aquel puesto de verduras de un suburbio de Seúl, en Corea del Sur. Examinaba cada una de ellas mientras su hijo de seis años se encaramaba a una valla cercana.

La vendedora la miró molesta. Era una clienta exigente y no solía hacerle grandes compras, más allá de las dos o tres piezas que podía pagar. Aquel día se llevó una lechuga por 500 wones (unos US$0,40).

Tras intercambiar unas pocas palabras, Han le entregó el dinero y se fue con su hijo.

Semanas más tarde, ambos aparecieron muertos.

Después de haber escapado de la escasez de alimentos de Corea del Norte y con el sueño de empezar una nueva vida, Han y su hijo pudieron haber muerto de hambre en una de las ciudades más ricas de Asia.

Lee más en BBC Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s