The New York Times | La tragedia de Río de Janeiro es política

merlin_159075879_f35749bd-2cb9-4104-9e46-568b4dd00280-jumbo (1)

Por 

El autor es analista y profesor de la Universidad del Estado de Río de Janeiro.

 

RÍO DE JANEIRO — En el primer semestre de 2019, la policía de Río de Janeiro, la segunda ciudad más poblada de Brasil, mató en promedio a cinco personas al día. Es el número más alto en dos décadas. El porcentaje que deja este hecho es atroz: las fuerzas de seguridad estatales son responsables del 38 por ciento de los homicidios en la ciudad.

Buena parte de esas muertes están concentradas en operaciones policiales en las grandes favelas, con un aparato que moviliza autos blindados, helicópteros y francotiradores. En muchos casos resultaron en la muerte de civiles inocentes, como los seis jóvenes, de entre 16 y 21 años, asesinados en solo cinco días de agosto, incluyendo un futbolista y una mujer que llevaba a su hijo en brazos.

Parece lejano recordar que en 2016, Río recibió los Juegos Olímpicos y la ciudad parecía estar encaminada a años de prosperidad y buenas perspectivas. Pero en tres años esa imagen de la ciudad se esfumó. ¿Que pasó?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s