El País | El anonimato va camino de desaparecer

1563927638_772353_1563928600_noticia_normal_recorte1.jpgPor JORDI PÉREZ COLOMÉ en El País

Hasta ahora nos identificaba nuestro nombre, un número de DNI, un número de teléfono, una dirección postal o de email. Bastaba con ocultar estos detalles en una base de datos para que no pudiera vincularse una serie de informaciones con su propietario. Ya no.

El reguero de datos que dejamos más la capacidad de almacenarlos y tratarlos hacen que sea cada vez más sencillo identificarnos individualmente a partir de lo que hacemos o somos. El anonimato ya no depende de que alguien averigüe nuestro nombre o teléfono. Ahora nuestro comportamiento o identidad puede desanonimizarnos.

El anonimato ya no depende de que alguien averigüe nuestro nombre o teléfono. Nuestro comportamiento puede desanonimizarnos.

Las oficinas de censo, hospitales o empresas comparten muestras anonimizadas de sus inmensas bases de datos por transparencia o para estudios y comprobaciones. El pequeño tamaño de la muestra hacía difícil que esa información acabara vinculándose a un individuo.

 

Lee más en El País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s