The New York Times | ¿Qué pasará cuando Amazon domine todo los mercados? Esto sucedió con los libros

SPERRYVILLE, Virginia — La guía Sanford de terapéutica antimicrobiana es un manual médico que recomienda la cantidad correcta del medicamento adecuado para tratar padecimientos como la neumonía bacteriana o las heridas infectadas. Hay vidas que dependen de ella.

No es el tipo de libro que cause confusión en una persona dedicada a la medicina ni la haga preguntarse: “¿En la dosis recomendada está escrito un ‘1’ o un ‘7’?”. Sin embargo, esa es precisamente la posibilidad que ha acechado a la editorial de la guía, Antimicrobial Therapy (AMT), durante los últimos dos años mientras enfrentaba un torrente de copias falsas —muchas de las cuales se imprimieron con mala calidad y son difíciles de leer— que se venden en la enorme librería en línea de Amazon.

“Esto amenaza a muchos pacientes y a nuestro negocio”, dijo Scott Kelly, vicepresidente de la editorial.

Los problemas de Kelly se originan directamente en el dominio que tiene Amazon del negocio de los libros. La empresa vende más de la mitad de los libros en Estados Unidos, incluidos los volúmenes impresos nuevos y usados, así como los formatos digitales y en audio. Amazon también es una plataforma para otros vendedores, una editorial, una imprenta, un sitio para libros autopublicados, un centro de reseñas, un proveedor de libros de texto y un distribuidor que ahora dirige su propia cadena de tiendas físicas.

No obstante, Amazon adopta un enfoque laxo respecto de lo que se vende en su librería, pues nunca revisa la autenticidad, mucho menos la calidad, de lo que vende. No supervisa organizadamente a los raudales de vendedores que han llegado a su sitio.

Eso ha dado como resultado una suerte de anarquía. Las editoriales, quienes escriben y grupos como el Sindicato de Autores dijeron que ha aumentado la piratería de libros en Amazon. La empresa ha sido reactiva en vez de proactiva al lidiar con el asunto, dijeron, pues a menudo toma medidas únicamente cuando un comprador se queja. Muchas veces, agregaron, no hay ningún medio para apelar.

Lee más en The New York Times

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s