El País | Josu Ternera era Bruno Martí, escritor venezolano

1557990472_462106_1557999632_noticia_fotograma.jpgPor SILVIA AYUSO en El País

Un refugio en el monte, una pesada mochila que paseaba de aquí para allá y una vida inventada: José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, se hacía pasar por Bruno Martí, un escritor venezolano. El veterano dirigente de ETA, detenido este jueves en el aparcamiento de un hospital de los Alpes franceses tras 17 años de fuga, había vivido al menos los últimos seis meses oculto solo en una cabaña de montaña a 1.100 metros de altura en la localidad de Saint-Gervais-les-Bains, a los pies del Mont Blanc, según detallan fuentes de la lucha antiterrorista. Ternera escogió bien su escondite, en una zona conocida como el Plan de la Croix, al pie de una estación de esquí y a unos tres kilómetros de la pedanía de Saint-Nicolas-de-Véroce. “Lo conocíamos bien”, dice a un grupo de periodistas españoles uno de los pocos vecinos que viven todo el año allí.

Cuando fue arrestado, el etarra no portaba armas, pero sí 4.000 euros en efectivo. Fuentes cercanas a la investigación añaden que el terrorista realizaba frecuentes caminatas por la montaña, para lo cual estaba equipado, según ha revelado el contenido de la mochila que se le intervino durante su arresto. Estas mismas fuentes apuntan que salía de madrugada de la cabaña —en la práctica, una casa turística que suelen utilizar los senderistas que están de paso— y daba largos paseos por el monte en los que aprovechaba para vigilar que no había ningún dispositivo policial en las cercanías.

“Para nosotros era Bruno Martí. Decía que era venezolano, tenía un acento español, que escribía”, cuenta el vecino, que no quiere dar su nombre, un tanto irritado por la inesperada ruptura de la calma de la zona, donde actualmente, en temporada baja, la mayor parte de las cabañas tienen el candado echado. También el refugio utilizado por Urrutikoetxea permanece cerrado a cal y canto. Se trata de una modesta edificación de madera y techo de chapas metálicas, sin aparente conexión a la red eléctrica. Ni rastro de un registro policial, aunque los vecinos confirman que varios agentes efectuaron uno este viernes. La cabaña está a 15 minutos de marcha desde la entrada al Plan de la Croix, entre dos tramos de telesillas a través de un sendero que solo permite llegar a pie. Josu Ternera, o Bruno Martí, como lo conocían aquí, “caminaba todo el rato”, confirma su vecino.

Lee más en El País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s