Gatopardo | Marlon Brando en escala de grises

Screenshot_5.jpgPor Estefanía Camacho en Gatopardo

Marlon Brando Jr. nació una hora antes de la medianoche el 3 de abril de 1924 en el Hospital de Maternidad de Omaha, Nebraska. Un alumbramiento de nalgas. O eso le dijeron. Años después sus actuaciones lo convertirían en una leyenda del cine y el teatro. No obstante, el actor escribió en su autobiografía, Brando: Songs My Mother Taught Me, de 1995: “hacer películas fue un medio para un fin”.  Ese fin era alimentarse a sí mismo, a su familia, sobrevivir y ayudar a otros.

Brando, a quien su familia llamaba “Bud” antes de su actuación en Un tranvía llamado deseo (1951) se cuestionaba constantemente la decisión de aparecer en películas. Decía que además de ser actor también contempló ser ministro de alguna religión o estafador. Actuar para él no era un asunto personal, sólo negocios. La excepción vino cuando abrió Pennebaker Productions, un estudio que nombró en honor a su madre y utilizó para emplear a su padre.

Dicha productora nos dio The Ugly American (1963), una película que originalmente hablaría sobre la labor de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que Brando tanto admiraba. El producto final resultó para él una “metáfora de las formas condescendientes y egoístas en las que Estados Unidos trataba a las naciones más pobres”. Brando se esforzaba por exhibir el miedo que atravesaba su país de origen frente al comunismo y descalificar la guerra de Vietnam.

 

Lee más en Gatopardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s