Prodavinci | ¿Por qué celebramos el año nuevo el 1 de enero?

el

año nuevoCelebramos el año nuevo el 1 de enero a instancias de Julio César, dictador y pontifex maximus, quien lo cambió del 1 de marzo a enero en el año 47 antes de Cristo.

El calendario anterior se había instaurado en honor a Marte (Ares), padre de los fundadores míticos de Roma, Rómulo y Remo, protector del hombre romano, agricultor y soldado: las dos actividades tenían su comienzo en esta época del año.

César era muy pragmático y como en enero los cónsules romanos tomaban las riendas del Gobierno, hizo el cambio para crear el calendario juliano, coincidiendo el principio de año con la consagración del mes de enero a Janus, el dios bifronte, el de las dos caras. Una mira atrás, la otra hacia adelante; es decir, al pasado y al futuro. Solía representarse con una cara de viejo y otra de joven, como evocación al tiempo transcurrido y al porvenir.

Hay que destacar que Jano no tenía contrapartida en el panteón griego. Algunos lo relacionan con el dios celeste etrusco Ani, deidad de las puertas.

En la celebración del nuevo año romano, se convidaba a los amigos, se tomaba un vaso con miel, dátiles e higos, simbolizando la dulzura esperada en el nuevo año. Sin embargo, el 1 de enero se trabajaba como en un día cualquiera. Cada cual desempeñaba rigurosamente su oficio luego del ritual a Jano, en la expectativa de que el recién nacido año no resultara ocioso.

Lee  más en Prodavinci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s